San Patricio y sus andanzas, por Calderón

En el día de san Patricio (17 de marzo), patrón de Irlanda a quien se celebra con distintos festejos y especialmente con ríos de cerveza, conviene recordar sus orígenes. Esta fecha conmemora la llegada del cristianismo a Irlanda de la mano de san Patricio, no el único pero sí el principal responsable de la evangelización de la isla.

En el repertorio de Calderón de la Barca se cuenta El purgatorio de san Patricio, una interesante comedia religiosa que no ha recibido excesiva atención crítica. Aparece publicada en su Primera parte de comedias (1636), pero debió de componerse a finales de 1627 o principios de 1628, con la narración Vida y purgatorio de san Patricio (1627) de Juan Pérez de Montalbán como fuente principal. El estreno de la pieza corrió a cargo de Andrés de la Vega, como dice el texto de la Parte, y parece que en 1628 ya fue representada en Valencia por otros cómicos. En su clasificación de la comedia religiosa calderoniana, Wardropper la consideraba dentro del grupo de salvación de grandes pecadores, junto a La devoción de la cruz, drama con el que mantiene numerosos (y poco estudiados de momento) nexos.

Al principio, una nave naufraga en las costas de Irlanda y solamente se salvan Ludovico y Patricio. Ambos son cristianos, pero a la piedad del segundo se opone la maldad sin límites del primero. El rey Egerio nombra su privado a Patricio y castiga a Patricio. Mientras se encuentra cuidando el ganado del rey, un ángel desciende y le entrega un mensaje divino: los irlandeses esperan ser liberados de la falsa religión y aprender la doctrina verdadera. Acaba la primera jornada con el ascenso de Patricio junto al ángel. En la segunda regresa y comienza a predicar por Irlanda, mientras Ludovico ha dado rienda suelta a su violencia. En este momento realiza uno de sus milagros: resucita a Polonia, una de las hijas del rey Egerio, para que predique la fe verdadera. Ante esta muestra de poder el rey todavía se resiste, disputa con Patricio y le pide una prueba tangible, que habrá de encontrar en una cueva. Dice el Ángel bueno:

el que entrare osado a vella
con contrición, confesados
antes todos sus pecados,
tendrá el purgatorio en ella.
En ella verá el infierno
y las penas que padecen
los que en sus culpas merecen
tormentos de fuego eterno;
verá una iluminación
de la gloria y paraíso,
pero dase cierto aviso:
que aquel que sin contrición
entrare, por sólo ver
los misterios de la cueva,
su muerte consigo lleva,
pues entrará a padecer
mientras que Dios fuere Dios.
(vv. 1907-1923)

En la tercera jornada el cristianismo ya se ha extendido por Irlanda. Ludovico regresa para proseguir con su carrera de crímenes. Una noche tiene un momento de desengaño: una sombra trata de acuchillarlo, logra desembozarla y ve una muerte que dice ser él mismo, Ludovico. Tras volver en sí decide pedir perdón de sus culpas a Patricio y finalmente logra acceder a la cueva prodigiosa. Sale reformado para ejemplo de todos y relata su experiencia: fue castigado, purgó sus pecados y el nombre de Jesús fue su ayuda constante en medio de los rigores.

Hoy, pues, no sólo se puede tomar una buena pinta a la salud de san Patricio y la nación del trébol y la lira, sino que se puede hacer antes, durante o después de (re)leer un texto que, a mi juicio, merece ser conocido. Así que, ¡salud y buena lectura!

Algunas referencias:

  • Calderón de la Barca, P., El purgatorio de san Patricio, ed. J. M. Ruano de la Haza, Liverpool, Liverpool University Press, 1988.
  • Calderón de la Barca, P., Primera parte de comedias, ed. L. Iglesias Feijoo, Madrid, Biblioteca Castro, 2006.
  • Wardropper, B. W., «Las comedias religiosas de Calderón», en Calderón. Actas del Congreso Internacional sobre Calderón y el teatro del Siglo de Oro (Madrid, 8-13 de junio de 1981), ed. L. García Lorenzo, Madrid, CSIC, 1983, vol. 1, pp. 185-198.
Anuncios

Una respuesta

  1. Qué bueno, Adrián, me ha gustado mucho esta entrada, y me viene fenomenal para mis clases.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

teatroquijotesco

Adaptaciones y recreaciones teatrales del Quijote

No solo de yod vive...

Blog de literatura de Adrián J. Sáez

Ficta eloquentia

Blog de literatura de Adrián J. Sáez

Didascalias

Apuntes sobre teatro aurisecular y otros temas literarios, artísticos... y de la vida en general

Oro de Indias

Notas muy sueltas de un filólogo vagamundo entre dos orillas

Por vista de ojos

Un blog de Álvaro Baraibar

El festín de Homero

Blog de literatura de Adrián J. Sáez

El sur es el norte

Blog de literatura de Adrián J. Sáez

El donoso escrutinio

Blog de lecturas, libros y actividades de la Asociación de Cervantistas

Ínsula Barañaria

Blog de literatura de Carlos Mata Induráin

El Jardín de los Clásicos

Blog de literatura de Adrián J. Sáez

Calderón en red

Una biblioteca calderoniana

Bibliografía Calderoniana

Blog impulsado por el Anuario Calderoniano

La Vida, un Frenesí

Un Conde-Duque ignominiosamente honrado

A %d blogueros les gusta esto: