Publicaciones de la categoría: Cervantes

1

Pocos finales de novelas han sido tan poco gratos al público como el final de Don Quijote, con la vuelta a la cordura del protagonista y su muerte. Precisamente este es uno de los episodios que resurgen con más fuerza en las recreaciones cervantinas posteriores, que tienden a resucitar al héroe. Unamuno le dedica diversos comentarios espigados aquí y allá en su extensa producción y, entre otros, se encuentra este curioso pasaje de  La novela de don Sandalio, jugador de ajedrez (1930), un delicioso relato breve donde uno de los personajes escribe lo que sigue:

Y respecto a don Quijote, he de decirte, para terminar de una vez este desahogo de carta, que yo me figuro que no se murió tan a seguido de retirarse a su hogar después de vencio en Barcelona por Sansón Carrasco, sino que vivió algún tiempo para purgar su generosa, su santa locura, con el tropel de gentes que iban a buscarle en demanda de su ayuda para que les acorriese en sus cuitas y les enderezase sus tuertos, y cuando se les negaba se ponían a increparle y a acusarle de farsante o de traidor. Y al salir de su casa, se decían: «¡Se ha rajado!» Y otro tormento aún mayor que se le cayó encima debió de ser la nube de reporteros que iban a someterle a interrogatorios o, como han dado en decir ahora, encuestas. Y hasta me figuro que alguien le fue con esta pregunta: «¿A qué se debe, caballero, su celebridad?» (ed. D. Ródenas, Barcelona, Crítica, 2006).

Quijotes en la narrativa contemporánea

1Ya era hora de volver a escribir, que hacía mucho que callaba. Hoy va de curiosidades, para inaugurar una nueva sección (ya veremos con qué fortuna).

Quizás curiosear por todas partes sea lo primero que uno haga al entrar por vez primera en una biblioteca nueva. Así me ocurrió al llegar a Neuchâtel en el otoño pasado. Entonces, revisando fondos y lagunas me encontré con un pequeño volumen dedicado a los ecos cervantinos en la novela española. La ficha del libro en cuestión es:

 Huellas del Quijote en la narrativa española contemporánea. Jornadas Hispánicas 1995, ed. I. Andrés-Suárez, I. d’Ors y M. Fernández, Neuchâtel, Université de Neuchâtel, 1996. [Cuadernos de Narrativa, 1.]

Según ya se habrá adivinado, trae las aportaciones presentadas durante las Jornádas Hispánicas, la reunión anual de los hispanistas suizos, que este año contaba con la presencia de:

  • Darío Villanueva, «El Quijote desde la novela española actual».
  • Antonio Vilanova, «Don Quijote y Sancho, dos personajes en busca de autor».
  • Luis López Molina, «Ramón Gómez de la Serna frente al Quijote».
  • José María Merino, «Reflexión sobre mi narrativa a la luz del Quijote».

Todo ello, además, estaba acompañado de una introducción firmada por Irene Andrés-Suárez y se echaba el telón con un cuestionario final sobre la deuda que con la novela del loco lúcido que algunos escritores (Carmen Martín Gaite, Medardo Fraile, Luis Mateo Díez y Antonio Pereira) tuvieron a bien responder. En fin, otra cala más, tal vez no muy conocida —al menos para un servidor— pero que merece ser tenida en cuenta. Porque, al fin y al cabo, la sombra de Cervantes y su obra es más que muy alargada.

Recreando a Cervantes y don Quijote

Con retraso, lo sé, recuerdo ahora un par de jornadas de grata memoria que pasamos en Pamplona con ocasión del Congreso Internacional «Recreaciones Quijotescas y Cervantinas en la narrativa» (13-14 de diciembre de 2012). La demora es, ¡ay!, ciertamente condenable, más teniendo en cuenta que todo encuentro cervantista (como los de la Asociación de Cervantistas) posee la virtud de enlazar perfectamente el negocio con el ocio, esto es, lo mucho que se aprende y discute en las aulas con todo lo que se disfruta fuera de ellas. Pero yo también «tuve otras cosas que hacer»…

Este encuentro es la segunda edición del proyecto RQC –que no, nada tiene que ver con una banda de rock, como me dijeron una vez–, que pretende estudiar y editar las imitaciones, continuaciones y pervivencias varias a las que ha dado lugar la vida y obra de Cervantes. Empresa bien ardua, aunque solo sea por la amplitud del corpus y, dicho sea de paso, porque la calidad literaria de estos textos deja mucho que desear… y hasta, a veces, pocas ganas de repetir. Sí, al menos esta vez simplemente leerlos ya es quizás una muestra de heroísmo filológico, o como quieran llamarlo. Son, desde luego, carne de escrutinio…

G. Doré, "Alegoría del escrutinio de la biblioteca", DQ, Paris, Hachette, 1863.

G. Doré, “Alegoría del escrutinio de la biblioteca”, DQ, Paris, Hachette, 1863.

Confesiones aparte, estos días de diciembre llegaron una cuarentena de cervantistas de 14 países para discutir sobre el tema en cuestión. Pues bien, bajo este paraguas general se abordaron cuestiones como la cultura emblemática y visual que adorna la obra de Cervantes (I. Arellano), recreaciones españolas (M.ª L. Tobar, F. Cuevas Cervera, C. Mata Induráin) e hispanoamericanas (J. Castro, Á. Pérez Martínez, A. Loeza), versiones varias en francés e inglés (J. M. Lucía Megías, E. Marigno, A. Moro, J. Pardo, A. Villar Lecumberri), o la presencia cervantina en Galdós (F. A. de Armas, C. Patiño Eirín, M. Sotelo, A. J. Sáez), entre otros, con un broche de oro a cargo de Santiago López Navia, pionero en estas lides.

Animalias en la literatura hispánica

Desde la más temprana Antigüedad, con Esopo y compañía, hasta novelas contemporáneas como Tombuctú (1999) de Paul Auster, los animales marcan su territorio por las páginas de la literatura universal. ¿Quién no recuerda las fábulas, clásicas o más modernas de La Fontaine o Iriarte? ¿O a los canes Cipión y Berganza?

Ante esta fructífera perspectiva, los días 19 y 20 de octubre se celebra en Lausanne (Suiza) el Coloquio internacional «Ficciones animales: animales de ficción en la literatura española e hispanoamericana», organizado por Gabriela Cordonne y Marco Kunz. El primer día -al que asistí- estaba dedicado a las letras medievales y áureas, más una sección centrada en los animales sobre las tablas, donde salieron a pasear más de una vez Cipión y Berganza (Coloquio de los perros) y acudieron el asno Lucio de Apuleyo, el caballero del cisne, la animalización en textos apologéticos sobre la expulsión de los moriscos, junto a otros miembros del reino animal, leídos de modo simbólico, en relación con otros textos o supuestamente conectados con la realidad histórica del momento, etc., etc.

Para acabar, véanse las entradas sobre fieras, bestias y demás bichería que escribe Ignacio Arellano en su blog:

Cervanteando por Oviedo

Ya tocaba que los cervantistas se reunieran de nuevo, transcurridos tres años desde el anterior encuentro en Münster. Así, el VIII CINDAC tuvo lugar esta vez en Oviedo, espejo de la Vetusta clariniana. Junto a la belleza natural de la ciudad, la simpatía de sus gentes y su excelente gastronomía, este congreso supuso todo un éxito de organización, de la eficiente mano de Emilio Martínez Mata y mi amiga María Fernández Ferreiro, que siempre estuvo presente para un roto, un descosido… o montar una espicha apoteósica para las juventudes cervantistas.

Los encuentros de la Asociación de Cervantistas (AC) son siempre un buen escenario para el diálogo académico y las amistades, que nacen o se consolidan bajo la protección del autor del Quijote. Allí estaban mis colegas de Münster (Carmen Rivero, Christoph Strosetzki y Anne Schömann-Finck), otros de la Universidad de Navarra con Carlos Mata a la cabeza, y viejos conocidos de aquí y allá, a quienes se sumaron un puñado de interesantes fichajes: Miriam Borham, Marian Chaparro, Eli Cohen, Cristina Collazo, Paco Cuevas, Clea Gerber, Gastón Gilabert, Michael Gordon, Chris Hanna, José Enrique López Martínez, Lucía López Rubio, Patricia Lucas Alonso, Sarah Malfatti, Alfredo Moro y Artem Serebrennikov (casi todos en la imagen superior), por citar sólo quienes más momentos inolvidables pasamos juntos. Todos ellos, más un servidor, pudimos interactuar con la mayor naturalidad con cervantistas asentados, que nos acogieron con los brazos abiertos.

Por supuesto, no todo fue ocio, ya que nos juntaba el negocio en torno a Cervantes. El catálogo de enfoques y temas fue muy variado: nuevas interpretaciones de personajes y episodios, cuestiones retóricas de la novela, estudios materiales, variaciones sobre el martirio, y un sinfín de recepciones en forma de traducciones, ensayos, novelas y teatro.

En esta ocasión y dentro del proyecto de Recreaciones Quijotescas y Cervantinas (RQC) del GRISO de la Universidad de Navarra, expuse («Cervantes en escena: hacia una tipología del personaje en el teatro») una cartografía de trabajo sobre aquellas obras de teatro desde el siglo XVII hasta el presente en que Cervantes sube a las tablas como personaje de ficción. Así, se retrata al escritor cual héroe intrépido y portaestandarte de la religión cristiana durante el siglo XIX, a tenor de su experiencia en Argel; se atiende a su vida familiar, al proceso de creación del Quijote, convive con sus personajes, etc.

Francisco Cuevas y un servidor, en animado diálogo durante el simposio.

Junto a todo ello, destacaron las conferencias plenarias a cargo de Francisco Rico, José Manuel Martín Morán (recuerden los timbres: «bergantín», «capitis deminutio», «colonización»), Isabel Lozano Renieblas y Edwin Williamson, más el emotivo homenaje en forma de diálogo con Alberto Blecua. Cabe destacar, asimismo, los paneles organizados para presentar algunos proyectos de investigación: la recepción e interpretación del Quijote, la edición de la lírica cervantina, la presencia de Cervantes y el Quijote en la música, más un panorama del cervantismo en EE.UU. que puede servir para tender puentes entre dos mundos de trabajo en ocasiones excesivamente desligados.

Al final, cuando se aleja aquel «Asturias, patria querida…» y se dan los últimos abrazos, todos nos vamos más sabios y, tal vez, un poco más felices.

Cervantes desde Münster

Corría octubre del año 2009 cuando pasé por vez primera unos días en Münster, ciudad que, casualidad de causalidades, me acoge actualmente. El motivo era la celebración del VII Congreso Internacional de la Asociación de Cervantistas. Todavía no había terminado la licenciatura y era uno de mis primeros congresos, creo recordar que el primero fuera de casa. Como fuese, fue una experiencia fabulosa que tengo grabada en mi memoria.

Desde Pamplona viajamos Jéssica Castro, Luis Galván, Carlos Mata y un servidor. Mi amiga Jéssica y yo disfrutamos de una beca de Herr und Frau Horstmann y la AC, que nos permitió entrar en contacto con otros jovencetes que todavía ahora son nuestros amigos: María Fernández Ferreiro, José Enrique López Martínez, Konstantin Mierau, Fabien Montcher, Preeti Pant, Javier Sánchez-Arjona, Iole Scamuzzi… Más otros colegas ya más experimentados con los que, si todo va bien, nos reencontraremos pronto en Oviedo. Fue entonces, además, cuando conocí a algunos de los que ahora son mis compañeros en la Universidad de Münster, empezando por Carmen Rivero.

Cerrando ya el capítulo sentimental, en este congreso presenté un estudio en el que exploraba la manida cuestión de la verosimilitud en el Coloquio de los perros de Cervantes. Junto a las distintas interpretaciones que se ofrecían para explicar la maravilla de los perros parlantes (sueño del enfermo Campuzano, brujería, relación con diversos géneros literarios…), escasa atención se había prestado a la opción de que fuese un portento divino, una acción del cielo. Así, a partir de diversos indicios textuales se pone en relación con el concepto de «verosimilitud moral o cristiana» que contemplan distintos tratadistas (Tasso, El Pinciano, Cascales…). Asimismo, se apunta el episodio de la burra de Balaám (Números, 22, 22-35) como posible antecedente bíblico, junto a otros de origen clásico: el caballo Janto de la Ilíada (XIX, vv. 406 y ss.) o un cuento del Calila e Dimna, entre otros.

Se trataba de mi primer trabajo cervantino, aunque desde entonces han salido a la luz otros trabajos similares. Sin embargo, puedo decir que, para mí, Cervantes empezó en Münster.

Referencia completa:

  • Sáez, A. J., «El “divino don de la habla”: el Coloquio de los perros desde la tradición clásica y bíblica (contribución al estudio de sus fuentes)», en Visiones y revisiones cervantinas. Actas selectas del VII Congreso Internacional de la Asociación de Cervantistas (Münster, 30 septiembre–4 de octubre 2009), ed. C. Strosetzki, Alcalá de Henares, Centro de Estudios Cervantinos, 2011, pp. 797-806. Enlace al texto.

Muerte y locura en el final del Quijote

Borges escribió alguna vez que todo el Quijote había sido escrito para la escena final de la novela, con la muerte del hidalgo. Incidía así en la importancia capital que tenía la decisión de cerrar las aventuras del caballero e hidalgo.  En tanto relato de aventuras y según la estructura global de la novela, el regreso a la aldea supone la vuelta al aburrimiento y a la reducción de horizontes que precisamente da lugar a sus locas andanzas. Es un poco lo que pasa con I promessi sposi de Manzoni: después de todas las desgracias encadenadas que tienen que sufrir Renzo y Lucía para lograr estar juntos, cuando por fin lo consiguen se acaba el relato. Sencillamente, ya no interesa.

Ahora bien, la conclusión del Quijote no se construye ex nihilo, y puede relacionarse con tres géneros discursivos que Cervantes combina en el alambique de su ingenio: el fenómeno de las continuaciones con el apócrifo de Avellaneda al frente, la muerte en los libros de caballerías con el excepcional (en los dos sentidos) Tirante el Blanco, y las artes de bien morir que se ocupaban de la experiencia espiritual y los pasos que debía seguir el moribundo en el último trance.

Sobre esto dije algo en el I Coloquio Internacional de la Sociedad Cervantina de Madrid y Editorial Academia del Hispanismo, dedicado a «La locura en la literatura de Cervantes». El encuentro, celebrado en Madrid durante los días 29 y 30 de septiembre de 2011, acogió a un grupito de cervantistas en una sede inmejorable, la Sociedad Cervantina de Madrid, bajo la dirección de Jesús G. Maestro y Sonia Sebastián. Sus resultados se han publicado recientemente.

Ficha completa:

Sáez, A. J., «De muerte y locura: tres acotaciones sobre el final del Quijote», en La locura en la literatura de Cervantes, ed. J. G. Maestro y E. Urbina, Anuario de Estudios Cervantinos, 8, 2012, pp. 105-122.

Enlace al texto.

P.D. para el interesado: ya se ha convocado la segunda edición de estas reuniones. Con el título de «Cervantes y sus enemigos», se celebrará los días 27 y 28 de septiembre de 2012 a caballo entre la Sociedad Cervantina de Madrid y la Universidad San Pablo-CEU, toda vez que mi amigo Antonio Barnés Vázquez se ha subido al carro de la organización.

De visita en la Arcadia de Cervantes (reseña)

No puede negarse que uno de los géneros prosísticos que más y peor han soportado el paso del tiempo desde el Siglo de Oro hasta la actualidad es la novela pastoril. Aunque algunos todavía disfruten de su lectura -servidor incluido-, no gozan de un público fiel a la espera de nuevas ediciones. Sin embargo, en su día fueron textos muy apreciados, por lo que siempre son bienvenidos trabajos que puedan contribuir a conocer mejor sus características, manifestaciones, etc.

No hace mucho, D. Finello publicó su libro The Evolution of the Pastoral Novel in Early Modern Spain, donde en cuatro capítulos comenta distintas caras de la moneda pastoril: 1) los rasgos más destacados del género; 2) su estrecha relación con la colectividad de sus receptores; 3) los espacios y ambientes, donde se detiene en la representación de academias; 4) la presencia y función de las églogas en la literatura pastoril.

Y aunque se trata de una monografía más amplia, ofrece cuantiosas y estimables reflexiones sobre la aportación de Cervantes al género, faceta en la que se centró mi reseña, toda vez que iba destinada a una revista cervantina.

Ficha completa:

Sáez, A. J., Reseña a Finello, D., The Evolution of the Pastoral Novel in Early Modern Spain, Tempe, Arizona State University, 2008. En: Anuario de Estudios Cervantinos, 8, 2012, pp. 269-271.

Puede consultarse libremente en Crítica Bibliographica.

Un par de apuntes sobre El casamiento engañoso

También en el número actual de Anales Cervantinos se halla un articulito sobre El casamiento engañoso, última de las Novelas ejemplares de Cervantes. En esta ocasión se analiza la figura de doña Estefanía de Caicedo, la mujer con la que se casa Campuzano: la actitud que demuestra y los ardides de los que hace gala (tapada, afeites, etc. muestran su condición licenciosa y la declaran una cortesana o «dama servida», frente a la defensa de su comportamiento que realiza una parte de la crítica. A la vez, se estudia su relación con la sífilis, enfermedad que transmite al alférez dentro del esquema del engaño mutuo presentado en este relato cervantino. En el marco de otros textos de la época parece claro que el contagio del «mal francés» debe proceder necesariamente de ella.

Ficha completa:

Sáez, A. J., «”Pata es la traviesa”: la cortesana Estefanía, el engaño mutuo y la sífilis en El casamiento engañoso», Anales Cervantinos, 43, 2011, pp. 163-180.

El texto completo todavía no está en acceso libre, pero pronto podrá consultarse en este enlace.

Una historia policíaca con final feliz (reseña)

En el último número publicado de la revista Anales Cervantinos (43, 2011) se encuentra una reseña de quien firma sobre un excelente libro de José Luis Gonzalo Sánchez-Molero. Se trata de un completo repaso por una de las polémicas más apasionantes del cervantismo, la cuestión sobre el paradero y la autenticidad de la Epístola a Mateo Vázquez de Cervantes, que hasta la aparición de este volumen seguía constituyendo un crimen sin resolver que dividía a los estudiosos en dos bandos. Desde los pasos dados por su descubridor, Gonzalo Sánchez-Molero guía al lector por el inmediato eco que tuvo en la prensa, su nueva desaparición y el nacimento del halo de misterio que ha rodeado al texto desde entonces, siempre teniendo en cuenta el contexto del momento. Luego de este completo repaso, se relata el (re)descubrimiento de la Epístola, cuya transcripción paleográfica y reproducción facsímil se ofrecen a continuación, si bien hubiese sido preferible una edición modernizada del texto, toda vez que se ofrece dos veces el mismo texto. Por último, se presentan los avatares de Cervantes en la creación de este poema que, gracias a este estimable estudio, puede volver al teatro del mundo.

Ficha completa:

Reseña a Gonzalo Sánchez-Molero, La «Epístola a Mateo Váquez»: historia de una polémica literaria en torno a Cervantes, Alcalá de Henares, Centro de Estudios Cervantinos, 2010. En: Anales Cervantinos, 43, 2011, pp. 380-383.

Acceso al texto de la reseña.

teatroquijotesco

Adaptaciones y recreaciones teatrales del Quijote

No solo de yod vive...

Blog de literatura de Adrián J. Sáez

Blog de literatura de Adrián J. Sáez

Didascalias

Apuntes sobre teatro aurisecular y otros temas literarios, artísticos... y de la vida en general

Oro de Indias

Notas muy sueltas de un filólogo vagamundo entre dos orillas

Por vista de ojos

Un blog de Álvaro Baraibar

El festín de Homero

Blog de literatura de Adrián J. Sáez

El sur es el norte

Blog de literatura de Adrián J. Sáez

El donoso escrutinio

Blog de lecturas, libros y actividades de la Asociación de Cervantistas

Ínsula Barañaria

Blog de literatura de Carlos Mata Induráin

El Jardín de los Clásicos

Blog de literatura de Adrián J. Sáez

Calderón en red

Una biblioteca calderoniana

Bibliografía Calderoniana

Blog impulsado por el Anuario Calderoniano

La Vida, un Frenesí

Un Conde-Duque ignominiosamente honrado