Publicaciones de la categoría: Congresos

Poesía en las soledades de Huelva

Bien está hacer caso a Góngora y reunirse a la vista de los muros de Huelva para divagar sobre poesía áurea. Así ha tenido lugar el congreso «El duque de Medina Sidonia: Mecenazgo y renovación estética», celebrado durante los días 6-8 de marzo del presente. Bajo la firme dirección de Luis Gómez Canseco, José Manuel Rico García y Pedro Ruiz Pérez, triunvirato digno de las mejores épocas de Roma, un grupo de críticos internacionales se ha congregado para reflexionar sobre las relaciones entre el poder y los literatos, Góngora y otros ingenios, interrelaciones artísticas, etc., desde una perspectiva marcadamente interdisciplinar. El encuentro ha servido, igualmente, para rendir merecido homenaje a Begoña López Bueno, con ocasión del 25.º cumpleaños del Grupo PASO.

Adrián J. Sáez, Luis Gómez Canseco y Antonio Sánchez Jiménez, durante el congreso

Adrián J. Sáez, Luis Gómez Canseco y Antonio Sánchez Jiménez, durante el congreso

Muchas, variadas y ricas han sido, pues, las aportaciones presentadas en el curso de este encuentro: desde el coleccionismo y las Wunderkammer en el siglo XVII (Carlos A. González Sánchez, Antonio Urquízar) hasta indagaciones sobre el concepto de autor (sesión coordinada por Ignacio García Aguilar), imprenta y edición (Trevor J. Dadson) o nuevas perspectivas sobre la hermandad entre pintura y literatura (Antonio Sánchez Jiménez), etc., en un amplio abanico de poetas y obras que no me detengo a glosar. Eso sí, la mayoría de ellos ha girado en torno a Góngora, ya que este año se celebra el 400 centenario de la publicación de sus poemas mayores. Un tapiz del que, a buen seguro, saldrán nuevos hilos en forma de trabajos y colaboraciones.

Además, junto a esta probada calidad intelectual del evento, ha brillado la calidad humana, muy humana -que diría alguno- de los colegas reunidos. Buena muestra, entre otras cosas, de aquello que decía Espinosa: «No buscar, escoger amigos ciento / puedes».

Anuncios

Recreando a Cervantes y don Quijote

Con retraso, lo sé, recuerdo ahora un par de jornadas de grata memoria que pasamos en Pamplona con ocasión del Congreso Internacional «Recreaciones Quijotescas y Cervantinas en la narrativa» (13-14 de diciembre de 2012). La demora es, ¡ay!, ciertamente condenable, más teniendo en cuenta que todo encuentro cervantista (como los de la Asociación de Cervantistas) posee la virtud de enlazar perfectamente el negocio con el ocio, esto es, lo mucho que se aprende y discute en las aulas con todo lo que se disfruta fuera de ellas. Pero yo también «tuve otras cosas que hacer»…

Este encuentro es la segunda edición del proyecto RQC –que no, nada tiene que ver con una banda de rock, como me dijeron una vez–, que pretende estudiar y editar las imitaciones, continuaciones y pervivencias varias a las que ha dado lugar la vida y obra de Cervantes. Empresa bien ardua, aunque solo sea por la amplitud del corpus y, dicho sea de paso, porque la calidad literaria de estos textos deja mucho que desear… y hasta, a veces, pocas ganas de repetir. Sí, al menos esta vez simplemente leerlos ya es quizás una muestra de heroísmo filológico, o como quieran llamarlo. Son, desde luego, carne de escrutinio…

G. Doré, "Alegoría del escrutinio de la biblioteca", DQ, Paris, Hachette, 1863.

G. Doré, “Alegoría del escrutinio de la biblioteca”, DQ, Paris, Hachette, 1863.

Confesiones aparte, estos días de diciembre llegaron una cuarentena de cervantistas de 14 países para discutir sobre el tema en cuestión. Pues bien, bajo este paraguas general se abordaron cuestiones como la cultura emblemática y visual que adorna la obra de Cervantes (I. Arellano), recreaciones españolas (M.ª L. Tobar, F. Cuevas Cervera, C. Mata Induráin) e hispanoamericanas (J. Castro, Á. Pérez Martínez, A. Loeza), versiones varias en francés e inglés (J. M. Lucía Megías, E. Marigno, A. Moro, J. Pardo, A. Villar Lecumberri), o la presencia cervantina en Galdós (F. A. de Armas, C. Patiño Eirín, M. Sotelo, A. J. Sáez), entre otros, con un broche de oro a cargo de Santiago López Navia, pionero en estas lides.

Auctoritates clásicas en el Siglo de Oro

P1310673

Foto de los participantes. Cortesía de Clara Marías.

Dentro de las actividades del seminario permanente sobre autoridad y poder que desarrolla el cuarteto formado por las universidades de La Sorbona, Münster, Navarra y Oxford, se ha celebrado un congreso dedicado a «La autoridad de los clásicos en el Siglo de Oro» (29.11-02.12.2012). Ha tenido lugar en un marco con mucho encanto: el Schloss Mickeln, un bonito palacete situado en Himmelgeist-Düsseldorf, que a Christoph Strosetzki le suele gustar para acoger sus eventos, cosa lógica ante el agrado y la satisfacción con que los asistentes salen de allí, como ya ocurrió el año pasado en el congreso sobre «Conflictos y saberes». Si a eso se le añade una sesión de ópera (Hänsel und Gretel) y una visita a la exposición sobre Paul Klee, mejor que mejor.

Aunque manido, el tema ha sido abordado desde perspectivas muy diversas y fructíferas, que alimentarán a buen seguro posteriores indagaciones: la autoridad de Vitruvio en el proyecto de El Escorial (Michael Scholz-Hänsel), la autoridad de san Agustín en las antologías y relaciones de milagros (Françoise Crémoux), el manejo de los clásicos en Jiménez Patón (Jaume Garau) y la novela breve del Siglo de Oro (Metchild Albert) o Tácito en los aforismos de Narbona, Álamo de Barrientos y Antonio Pérez (Paloma Bravo), más dos aportaciones de jóvenes estudiosos como Artem Serebrennikov (sobre la funcionalidad y disfuncionalidad de la retórica clásica en el Quijote) y Clara Marías (Horacio y Séneca como maestros de felicidad en la epístola poética del Renacimiento), con sugerentes aportaciones desde el mundo de las crónicas de Indias por parte de Álvaro Baraibar. Ahora bien, el fin de fiesta inmejorable ha corrido a cargo de Jesús M. Usunáriz, quien con su habitual magisterio orador ilustró al auditorio sobre «Tácito, los tacitistas y la política exterior española en las crónicas y relaciones de sucesos».

Hispanistas en Zürich

Poco más de un año ha pasado desde mi primera visita a Zürich (VI Dies Romanicus Turicensis), me ha tocado volver a orillas del Zürichsee para asistir a las Jornadas Hispánicas de la SSEH (Sociedad Suiza de Estudios Hispánicos), celebrada durante los días 23 y 24 de noviembre de 2012.

La primera jornada -única a la que, ¡ay!, he podido presenciar- se ha inaugurado con un sentido homenaje a Georges Güntert, profesor emérito de la Universidad de Zürich, a quien se le ha hecho entrega de su libro De Garcilaso a Gracián: treinta estudios sobre la literatura del Siglo de Oro (al cuidado de Iztíar López Guil, Cristina Albizu y Gina Maria Schneider) que recopila buena parte de sus trabajos previos más algunos escritos para la ocasión, conformando el retrato de un hispanista que, no por retirado, deja de estar en activo.

“Two hands writing”

Acto seguido, José María Pozuelo Yvancos ha pronunciado una conferencia («El último Vila-Matas ante el espejo literario»), donde ha repasado la evolución creativa en la narrativa de Vila-Matas, centrado especialmente en el comentario de su última novela, Aire de Dylan (2012). Tras el primer panel de comunicaciones, Juan José Lanz ha disertado sobre el concepto de metapoesía y el estudio de un ejemplo significativo: «Ficción de la palabra» de Guillermo Carnero (donde ha mostrado la imagen anterior).

Junto a las aportaciones académicas y el recital poético de Ana Merino y Luis Muñoz, esta ocasión ha permitido que Antonio Sánchez Jiménez y yo, recién llegados al hispanismo suizo, entremos en contacto con los nuevos colegas de la SSEH. Hoy, que sigue la fiesta sin que pueda participar en ella, deseo a todos que salga bien y aprovecho para felicitar a Itzíar López Guil, Cristina Albizu y Gina Maria Schneider, por la excelente organización del evento, siempre con la amabilidad y simpatía que les caracteriza.

Animalias en la literatura hispánica

Desde la más temprana Antigüedad, con Esopo y compañía, hasta novelas contemporáneas como Tombuctú (1999) de Paul Auster, los animales marcan su territorio por las páginas de la literatura universal. ¿Quién no recuerda las fábulas, clásicas o más modernas de La Fontaine o Iriarte? ¿O a los canes Cipión y Berganza?

Ante esta fructífera perspectiva, los días 19 y 20 de octubre se celebra en Lausanne (Suiza) el Coloquio internacional «Ficciones animales: animales de ficción en la literatura española e hispanoamericana», organizado por Gabriela Cordonne y Marco Kunz. El primer día -al que asistí- estaba dedicado a las letras medievales y áureas, más una sección centrada en los animales sobre las tablas, donde salieron a pasear más de una vez Cipión y Berganza (Coloquio de los perros) y acudieron el asno Lucio de Apuleyo, el caballero del cisne, la animalización en textos apologéticos sobre la expulsión de los moriscos, junto a otros miembros del reino animal, leídos de modo simbólico, en relación con otros textos o supuestamente conectados con la realidad histórica del momento, etc., etc.

Para acabar, véanse las entradas sobre fieras, bestias y demás bichería que escribe Ignacio Arellano en su blog:

Para editar La devoción de la cruz

La edición de una comedia de Calderón es un trabajo en ocasiones arduo y siempre interesante. En especial, resultan muy atractivas aquellas comedias que cuentan con dos versiones, es decir, textos que fueron reescritos por el propio Calderón tiempo después de su primera redacción de la obra. El caso que me ocupa como tesis doctoral es La devoción de la cruz, auto-reescritura de La cruz en la sepultura.

Un resultado parcial de este trabajo ha visto la luz en las actas del I Congreso Internacional «Jóvenes Investigadores Siglo de Oro», bautizadas como «Scripta manent». Esta es la referencia completa:

Sáez, A. J., «Prolegómenos para una edición crítica de La devoción de la cruz, de Calderón», en «Scripta manent». Actas del I Congreso Internacional de Jóvenes Investigadores Siglo de Oro (JISO 2011, Pamplona, 3 de agosto de 2011), ed. C. Mata Induráin y A. J. Sáez, Pamplona, Universidad de Navarra, 2012, pp. 365-379. [Publicaciones digitales el GRISO.]

Se ofrece primero un acercamiento al fenómeno de la reescritura en este dueto de comedias, se presenta brevemente sutransmisión textual y se ofrecen algunos ejemplos de los cambios ocurridos en el proceso (supresión de versos, adición, personajes, didascalias…). En una segunda etapa se propone una enmienda desconocida para el v. 1410 a partir de la lectura de la primera versión que corrige el texto de la segunda, da cabal sentido al pasaje y se justifica en la tradición literaria anterior y en numerosos textos de la época.

Pierre Mignard, «El Tiempo cortándole las alas a Cupido», 1694.

El pasaje en cuestión había pasado desatendido en la tradición crítica. En La devoción de la cruz dice así:

Ícaro seré sin alas,
sin fuego seré Faetón.
Escalar al sol intento
y si me quiere ayudar
la luz, tengo de pasar
más allá del firmamento.
(vv. 1406-1411)

Sin embargo, la lectura «la luz» no se entiende y debe enmendarse con la propuesta de la primera versión, donde consta «amor». Es decir: se entiende como una referencia de Eusebio a la velocidad que posee Cupido gracias a sus alas, que le podrían ayudar en su intento de escalar las paredes del convento donde se encuentra su amada Julia. Esta opción, como digo, se justifica por el contexto, explicaciones de Ovidio y mitógrafos como Pérez de Moya y Baltasar de Vitoria, y una amplia reiteración de referencias similares en el teatro de Calderón y otros dramaturgos.

Diálogo entre enemigos en Ámsterdam

Mucha tinta se ha vertido acerca de las relaciones entre España y los Países Bajos, y de la guerra que enfrentó a ambos durante 80 años, en lo que Parker considera el primer conflicto de alcance mundial. Nada mejor para profundizar en el asunto que celebrar un encuentro en el mismo terreno donde nació esta polémica antes de extenderse en el tiempo y el espacio en forma de la célebre «leyenda negra».

Así, ha tenido lugar en Ámsterdam el Congreso Internacional «Fascinación por el enemigo: identidad nacional en el Siglo de Oro español y neerlandés / Fascination for the Foe: Self and Other in the Dutch and Spanish Golden Age». Entre los días 19 y 21 de septiembre de 2012 y en el inmejorable marco del Rijksmuseum y el Museo Naval (Scheepvaartmuseum), un grupo de expertos de España y Holanda -más otras nacionalidades- ha debatido sobre múltiples caras de las relaciones hispano-holandesas, sus aspectos históricos y sus ramificaciones literarias, y artísticas, etc.., más la imagen mutua que se formaba en aquella época.

En efecto, se han abordado temas como la imagen que transmite de los holandeses Barrionuevo en sus avisos (Igancio Arellano) o en las crónicas del momento (Jesús M. Usunáriz), algunos escritos de Saavedra Fajardo (Adrián J. Sáez), la presencia del personaje de Lope de Figueroa en el teatro áureo (Juan M. Escudero), la percepción del conflicto por parte de la Hansa (Thomas Weller), la construcción de la imagen del Flandes indiano (Álvaro Baraibar), la presencia de Lope en Ámsterdam (Leonor Álvarez) y la pintura que transmite de la guerra en su teatro (Oana Sambrian), o en el arte y la literatura del siglo XVII (Victoriano Roncero), etc.

Algunos de los participantes del congreso en el Reijksmuseum, con «La celebración de la Paz de Münster» (ca. 1649) de Bartholomeus van der Helst al fondo.

 

Un evento señalado ha sido la participación de Antonio Muñoz Molina, quien en una sala del Rijksmuseum ha expuesto algunas ideas sobre Rembrandt y Velázquez, en sintonía con algunas de las piezas pictóricas que han influido en su obra, como El jinete polaco que da título a una de sus novelas.

Este simposio ha constituido, además, la primera participación de Antonio Sánchez Jiménez como nuevo catedrático de literatura de la Universidad de Neuchâtel (Suiza) y de un servidor como su ayudante. No será la última.

Adrián J. Sáez y Antonio Sánchez Jiménez en un momento del congreso (Ámsterdam, 19-21 de septiembre de 2012).

La comedia religiosa de Calderón y el poder

La taxonomía genérica del teatro del Siglo de Oro sigue siendo una cuestión espinosa dentro de la crítica, pese a los avances llevados a cabo por Arellano y Vitse, entre otros. No permanece ajena a esta situación la comedia religiosa (entendido en sentido general), marbete que pretende englobar otros coetáneos o posteriormente empleados por los estudiosos (comedia de santos, divina, de divinas apariencias… bíblica, hagiográfica, mariana…).

Como una cala más dentro de esta especie dramática y dentro de los frutos del Congreso Internacional «Imagen y realidad: el universo simbólico del poder en el Siglo de Oro» (Pamplona, 12-14 de diciembre de 2011), se ha publicado un trabajo que ofrece una clasificación provisional de la comedia religiosa de Calderón a partir de los acercamientos de Wardropper y Parker.

Tiziano, “Alegoría de la batalla de Lepanto”, 1573-1575. Madrid, Museo del Prado.

A partir de aquí, se abordan diversas facetas del poder que aparecen en la comedia religiosa calderoniana, a modo de incursión inicial en el complejo universo de la autoridad y el poder en Calderón: los conflictos familiares, los conflictos de religión y el debate sobre la guerra justa (Los cabellos de Absalón, Judas Macabeo, El príncipe constante), una suerte de evangelización (La aurora en Copacabana, Las cadenas del demonio, El purgatorio de san Patricio), la importancia del milagro como señal de fuerza y sus nexos con la devoción a la cruz o a la virgen, las relaciones entre el martirio y el saber (en la trilogía del martirio: El mágico prodigioso, Los dos amantes del cielo y El José de las mujeres, más La sibila del Oriente), la función de la religión en los monarcas (valga citar La cisma de Ingalaterra), una discusión sobre «la crítica cuestión de la crítica», es decir, sobre los dardos a la realidad coetánea que desde hoy se aprecian en la comedia áurea, y un par de apuntes sobre la representación del poder (el ceremonial diplomático y la embajada) en el teatro.

Referencia completa:

Sáez, A. J., «Las caras del poder en la comedia religiosa de Calderón», en El universo simbólico del poder en el Siglo de Oro, ed. Á. Baraibar y M. Insúa, Nueva York / Pamplona, Instituto de Estudios Auriseculares / Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra / Publicaciones digitales del GRISO, 2012, pp. 267-282.
[http://dspace.unav.es/dspace/handle/10171/23093] Enlace.

Crónica de una semana áurea (y II)

Junto a los otros dos eventos de esta semana tan ajetreada y fructífera, especialmente grata ha sido la celebración del II Congreso Internacional «Jóvenes Investigadores Siglo de Oro» (JISO 2012), en Pamplona durante los días 2 y 3 de agosto de 2012. Una cincuentena de ponencias más dos conferencias plenarias conformaron un programa de lujo donde a la calidad científica se sumaron unas excelentes relaciones humanas dentro y fuera de la universidad.

Desde las virtudes de las nuevas tecnologías para las Humanidades hasta ecos de don Quijote en el teatro español contemporáneo, pasando por expediciones en el Nuevo Mundo, conflictos de poder en Calderón, divagaciones cervantinas, reflexiones sobre edición de textos áureos, etc., etc. Se mostraron, en suma, muy diversas cartas de la rica baraja de la cultura aurisecular española y permitieron ver un panorama -todo lo parcial- que se quiera de los actuales caminos del hispanismo. A todos los participantes, muchas gracias por su trabajo, que pronto verá la luz. A la vez, espero que las amistades perduren y nos volvamos a ver pronto, aquí o allá.

Adrián J. Sáez, Wiebke Wirtz y Javier García Albero, tres representantes de Münster.

Por último, permítaseme una nota emotiva en forma de un agradecimiento especial para dos buenos amigos y colegas de la Universidad de Münster: Javier García Albero (acompañado de su señora) y Wiebke Wirtz, quienes aceptaron el guante que les lancé durante mi año en Alemania para que viniesen unos días a Pamplona. De su calidad humana ya tenía pruebas sobradas por la buena amistad que nos une, pero creo que no me excedo al decir que dejaron el pabellón muy alto con dos brillantes comunicaciones (sobre querellas entre traductores del Quijote en la Alemania del siglo XIX  y acerca de las relaciones entre la interpretación del don Quijote por parte de Unamuno y el concepto nietzschieano del Übermensch, respectivamente) que, además, presentaron de forma ejemplar. A ellos, con gran afecto, danke sehr für alles.

Crónica de una semana áurea (I)

Es ya habitual que el GRISO invite a hacer un alto en el ocio veraniego para pasar unos días de encuentro y trabajo entre finales de julio y principios de agosto. Este año, tres actividades se dieron cita entre Pamplona y Olite para debatir, en medio de las vacaciones, sobre literatura y cultura del Siglo de Oro.

Se abría el telón con las «I Jornadas Navarras de Teatro Clásico» celebradas en Olite. Esta iniciativa, que nace con vocación de continuidad, pretende acompañar las representaciones teatrales del Festival de Teatro Clásico de Olite con lecciones a cargo de reconocidos especialistas. ¿Qué mejor forma de recordar hoy el delectare aut prodesse horaciano? Más información.

Vista del castillo de Olite.

A esta antesala siguió el Congreso Internacional «Teatro y poder en el Siglo de Oro», que acogió a un nutrido grupo de críticos internacionales para debatir, una vez más, sobre autoridad y poder en la época áurea. Desde la tragedia al auto sacramental, a los límites de la autoridad y los conflictos de poder tanto en la esfera pública como privada, se ha explorado el universo literario del Siglo de Oro, con especial atención a la figura del privado, atendida en varias de las ponencias presentadas.

teatroquijotesco

Adaptaciones y recreaciones teatrales del Quijote

No solo de yod vive...

Blog de literatura de Adrián J. Sáez

Ficta eloquentia

Blog de literatura de Adrián J. Sáez

Didascalias

Apuntes sobre teatro aurisecular y otros temas literarios, artísticos... y de la vida en general

Oro de Indias

Notas muy sueltas de un filólogo vagamundo entre dos orillas

Por vista de ojos

Un blog de Álvaro Baraibar

El festín de Homero

Blog de literatura de Adrián J. Sáez

El sur es el norte

Blog de literatura de Adrián J. Sáez

El donoso escrutinio

Blog de lecturas, libros y actividades de la Asociación de Cervantistas

Ínsula Barañaria

Blog de literatura de Carlos Mata Induráin

El Jardín de los Clásicos

Blog de literatura de Adrián J. Sáez

Calderón en red

Una biblioteca calderoniana

Bibliografía Calderoniana

Blog impulsado por el Anuario Calderoniano

La Vida, un Frenesí

Un Conde-Duque ignominiosamente honrado